Logotipo Golf & Spa
 

Travel Experience

19-Oct-2020

Mariana Reza

Encanto al aire libre

Del 10 de octubre al 12 de diciembre, Hacienda La Solariega, será anfitriona de experiencias gastronómicas, donde talentosos chefs de San Miguel de Allende, compartirán con los comensales deliciosos menús de cuatro tiempos.

Caminar por las características calles de cantera rosa del centro de Querétaro, es también adentrarse a la historia de nuestro país y descubrir monumentos, como La Casa de la Corregidora y La Casa de Ecala que en su momento fueron sede de importantes movimientos de la Independencia de México.

Actualmente Querétaro es uno de los estados más turísticos del país, destaca por su esencia campirana, y ofrece a los visitantes una amplia propuesta cultural y actividades al aire libre, posicionando a La Ruta del Arte, Queso y Vino, como la insignia del destino.

Con la intención de aportar aún más actividades de entretenimiento, se diseñó una experiencia gastronómica, cuyo principal objetivo es la reactivación del sector culinario y hotelero, los cuales han sido los rubros de consumo más afectados debido a la reciente crisis sanitaria.

Es así como nace “Cocinando en La Solariega” por Hédoné Experience, un proyecto desarrollado en conjunto con Alteclaro, cuyo escenario es la hermosa hacienda Solariega        —ubicada a 15 minutos del centro de Querétaro— y cuya extensión abarca 35 hectáreas de áreas verdes, donde prevalece una variada vegetación que cautiva la vista de los invitados.

La dinámica de “Cocinando en La Solariega” por Hédoné Experience consiste en que cada fin de semana consecutivo —del 10 de octubre al 12 de diciembre— reunirá a talentosos chefs de San Miguel de Allende, para deleitar a los comensales con menús de cuatro tiempos planificados especialmente para la ocasión.

El pasado viernes 9 de octubre fui testigo de la experiencia completa; tres increíbles días de gastronomía y diversión. Todo inició a bordo del auto oficial        —Lincoln Aviator 2020— hacia la primera parada, cuyo destino fue el Hotel Matilda para comer en Müi Ramen Bar y degustar, entre variadas opciones, gyozas vegetarianas o de cerdo y probar el platillo característico: Shoyu Ramen.  

La siguiente visita fue al Hotel Belmond Casa de Sierra Nevada para descubrir Sunset Experience, una actividad que consistió en observar el atardecer desde una de las suites, con vista hacia la Parroquia de San Miguel de Allende. Al mismo tiempo se llevó a cabo una cata con vinos de la vinícola Cuna de Tierra, acompañada de bocadillos.

Al día siguiente, el encargado de cocinar el menú para el primer fin de experiencia —el pasado 10 de octubre— fue el chef David Emanuel, discípulo del chef Paul Bentley, del restaurante Moxi, ubicado al interior del Hotel Matilda.

El menú de Moxi refleja una herencia mexicana-vanguardista que captura la imaginación culinaria del presente e integra sabores extraordinarios que resaltan las tradiciones nacionales. Con el fin de enaltecer dicha explosión sensorial, el chef David Emanuel eligió un menú cuya entrada fue una tostada de mariscos al estilo “vuelve a la vida”, seguido por un exquisito pulpo adobado sobre un estofado de lentejas y una ensalada de jícama.

De plato fuerte se presentó una costilla de res braseada cubierta por mole chichilo y un puré de zanahorias rostizadas. Cada uno de los tiempos fue maridado con una delicada selección de vinos, etiquetas como Château Camou Rosè, Maestro Italiano Sangiovese y Nicole, un vino rosado elaborado en San Luis Potosí con uvas Nebbiolo del Valle de Moctezuma en Villa Arista, perteneciente a la bodega Cava Quintanilla.

Para finalizar, el cuarto tiempo, fue una jericaya con chocolate artesanal Zazil —70% cacao—, streussel de ajonjolí y helado de vainilla. Para este momento, se comenzó a apreciar el atardecer que pintó de tonos cálidos el cielo, el tiempo perfecto para caminar, tomar fotos y comprobar los múltiples espacios que hacen de Hacienda La Solariega un sitio único para la celebración de eventos.

La recomendación por parte de Hédoné Experience es hospedarse en San Miguel de Allende, —45 minutos en auto de Querétaro— para disfrutar del encanto colonial que destila esta bella ciudad que en 2008 recibió el nombramiento de Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, y desde entonces, es mundialmente galardonada.

Una excelente opción para disfrutar de una estancia placentera en esta urbe es Casa Laní, un moderno y lujoso recinto de seis habitaciones, que cautiva por su arquitectura y detalles de interiorismo que se aprecian desde el primer momento en el que se accede y se observa el patio vestido por mesas, sillas y una fuente de piedra estilo colonial.

Enseguida Carlos y Aída, —propietarios de Casa Laní— te dan la bienvenida con una sonrisa y comparten vía whatssapp las claves de Wi-Fi y reconocimientos importantes que el hotel ha adquirido, tal como el sello Safe Travels, aprobado por la asociación World Travel & Tourism Council. Gracias a esta categoría de certificaciones, el huésped se siente protegido por alojarse en un sitio calificado por usuarios de Booking con un 9.8 de 10 puntos, que cumple con todas las medidas de limpieza y calidad, y se ubica a cuatro cuadras del centro de San Miguel de Allende.

 

Agradecimientos especiales a la Secretaría de Turismo del Estado de Querétaro por el apoyo brindado durante el recorrido en el centro de la ciudad. 

 

 

 

 

    Tags: #lasolariega

    Highlights